Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Olavarría: varios pumas le mataron 10 ovejas y no sabe cómo capturarlos

Una familia de la zona de Recalde mostró imágenes de lo que pasó en su campo. Aseguran que los ejemplares se esconden en el lote de maíz.

27.06.2020
Infocampo
Infocampo

Fotos: Tranquera

Pumas ingresaron a un de la localidad de Recalde, en el partido bonaerense de , y mataron 10 ovejas pertenecientes a una familia rural de la zona.

×

Todo indica que se trataría de dos ejemplares adultos y dos cachorros que se esconden en un lote de maíz del campo 15 de Enero, que cuenta con 777 hectáreas, según consigna el sitio Tranquera. La preocupación, ahora, es la captura de los animales, de lo cual se encarga la división Fauna de la provincia de Buenos Aires pero que está frenado por el coronavirus.

“Al principio, pensábamos que un perro estaba matando las ovejas, hasta que mi viejo vio a un puma matando a una cuando salió a caballo para juntarlas. Después, hace dos o tres días, vi un puma con un cachorro, por eso creo que era una hembra. Me miró, esperó a que su cría se meta en el lote de maíz, y la siguió detrás. Es enorme, tiene el tamaño de dos ovejas, y su cachorro también es bastante grande. Yo estaba a unos 20 metros de distancia”, describió a Tranquera el productor Francisco Quiroga, hijo del dueño del campo.

Quiroga contó que fue un vecino el que terminó de descubrir que se trataba de un macho y una hembra adultos con dos hijos. “Me dijo que los vio a la orilla del maíz, donde los pumas se meten con las ovejas que cazan”, indicó. La otra evidencia es un monte cercano a los lotes que tiene tres grandes plantas de eucaliptos y apareció con enormes rasguños. “Son arañones terribles, más grandes que la mano de una persona abierta”, detalló.

El productor aseguró que los olfatearon el sector, pero no siguieron los rastros porque “tienen miedo”. Además, confió que los felinos no mataron más ovejas porque están encerradas en un cerco al lado de la casa. “Si hubiesen estado sueltas, no dejaban una en pie. Hace unos años, en un campo cercano de un conocido, un puma le mató muchísimos terneros apenas nacían”, resaltó.

En ese marco, y también ante el temor de un ataque a la familia, Quiroga se comunicó con el encargado del bioparque municipal La Máxima de Olavarría. “Nos dijo que ellos solo se ocupan de recibirlos en el caso de que los capturemos, pero no de atraparlos”, lamentó.