Publicidad Cerrar X

Panaderos de Rosario advierten que la suba de precios de la harina “no tiene techo”

Se declararon ayer en estado de “alerta” ante la grave situación que afecta la cadena de valor del que son el último eslabón ante el aumento generalizado en el precio.

Los panaderos de Rosario se declararon ayer en estado de “alerta” ante la grave situación que afecta la cadena de valor del que son el último eslabón ante el aumento generalizado en el precio de la harina, el insumo básico para su producción. “No sabemos el precio al que puede llegar el pan porque no tenemos techo en el valor de la harina”, señaló el secretario de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco.

Frente a esto, señalaron que están en riesgo los puestos de trabajo de los comercios de este sector debido a la caída de la rentabilidad por la merma en la producción y las ventas.

Según La Capital de Rosario, el valor del precio de la bolsa de harina tres ceros, con calidad panadera, se incrementó un 95% desde principios del mes de mayo y, a los aumentos que se suceden a diario, se suma además la falta de entrega de mercadería y el acortamiento en el plazo de pago por parte de los molinos. 

En tanto, en el término de seis meses la suba de este insumo básico superó el 130%.

“El lunes la bolsa de harina salía 210 pesos y hoy está a 250 pesos”, apuntó el presidente de la Cámara de Pastas Frescas de Santa Fe, Manuel Masés.

Tanto los dirigentes de la asociación que nuclea a los panaderos locales como los del gremio del sector de pastas se reunieron ayer en conferencia de prensa en la sede de la Asociación Empresaria de Rosario para informar a la población sobre la “grave situación” que atraviesa y deslindar responsabilidades en materia de formación de precios.

“Somos el último eslabón de la cadena, no formamos precios y la industria molinera argumenta que ellos suben el precio de la harina porque pagan muy caro el trigo”, explicaron los dirigentes ayer.

“Con un precio de la bolsa de harina de 200 pesos el valor del kilo del pan al público para que los números cierren debería ser de 16,80 pesos y salvo excepciones en casi ninguna panadería está a ese precio”, dijo Di Cosco para ejemplificar cómo el sector comercial termina absorbiendo el arrastre de los incrementos de costos de toda la cadena.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: