Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Para ayudar al suelo y también al bolsillo

El productor siempre quiere obtener mejores rendimientos campaña tras campaña. La rotación y la siembra directa no son suficientes. Fertilizar es la clave.

18.06.2005
Infocampo
Infocampo

Los cultivos tienen requerimientos específicos que deben ser satisfechos para alcanzar altos rendimientos. La expansión de la soja y la reducida aplicación de fertilizantes en el cultivo han generado balances negativos para los nutrientes del suelo, con la consiguiente degradación de la fertilidad de los suelos.

El Ing. Fernando García de Inpofos explica: “Las zonas más afectadas son sin lugar a dudas las más productivas: sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires, lamentablemente estamos muy lejos de devolverle todos los nutrientes que ya se le han sacado al suelo”.

×

Desde hace varios años los técnicos especializados intentan que el productor tome conciencia de la importancia de fertilizar no sólo para el medio ambiente sino también para su propio bolsillo. “La fertilización en soja puede mejorar el negocio si se utilizan las herramientas disponibles para la toma de decisión (análisis de suelos, umbrales de los nutrientes en el suelo y requerimientos de los cultivos según rindes objetivos, evaluación de ingresos marginales y retorno de la inversión)”.

El gran problema que plantea el especialista es la pérdida de materia orgánica, pues “sin lugar a dudas hay muchos productores que ya ven a la fertilización como una herramienta para producir más y mejor, otros no están interesados, pero no siempre es por los costos, sino que no buscan innovar”.

Como ya es sabido, la rotación y la siembra directa son otras dos alternativas que ayudan al productor a mantener los nutrientes y la materia orgánica en los suelos. “Sería excelente que desde el Estado también se acompañe con más investigaciones y trabajos para revertir o por lo menos no empeorar esta situación, pero estamos muy lejos de recibir un apoyo serio por parte del Estado”, sentenció García.

El fertilizante a utilizar y las dosis recomendadas varían según la zona. “Es importante también que el productor se asesore, que es lo más conveniente para su cultivo, y sin lugar a dudas los beneficios se verán en el corto plazo”, concluyó Fernando García.

Yanina Otero | yotero@infocampo.com.ar

Tags