| InfocampoTV

Refuerzan la campaña para controlar un alga exótica en arroyos de Mendoza

Tras recibir una denuncia sobre la posible presencia del alga en el Arroyo Grande de la Quebrada, en Tunuyán, la Dirección de Recursos Naturales Renovables tomó muestras en la zona y las envió a analizar a la Dirección General de Biología Acuática de la provincia de Neuquén.

Print Friendly, PDF & Email
21.01.2019 | Por Solana Sommantico
Solana
Sommantico

Desde el Gobierno de Mendoza, dieron a conocer esta problemática de los arroyos mendocinos. La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, continúa implementando medidas para controlar la propagación de Didymo, un alga exótica que crece en sistemas hídricos de bajas temperaturas.

Inmediatamente tras mandar a analizar las muestras y se esperan los resultados, se activó una alerta temprana. La misma se creó con el fin de reforzar la estrategia de control del alga exótica, la cual no representa problemas para la salud pública sino que se convierte en un nuevo competidor para el ecosistema.

El Alga

Según el Gobierno de Mendoza, la propagación es ocasionada principalmente por los usuarios de los ríos y arroyos en donde el alga se aloja, ya que es sabido que la misma se adhiere a objetos que han entrado en contacto directo, como es el caso de equipos de pesca, y también botes, kayaks y otros típicos implementos utilizados en diversas actividades y deportes acuáticos, siendo los humanos el principal vector de propagación.

Es por eso que a través del Departamento de Fauna se buscará peservar las cuencas del río Mendoza, río Tunuyan, río Atuel, río Grande y río Salado, colocando puntos de desinfección (alrededor de veinte en toda la provincia) para que los equipos que ingresen al agua no tengan el alga adherida.

Asímismo, se está colocando cartelería informativa en los puntos de confluencia de los usuarios y replicando la experiencia exitosa de los puntos de desinfección ubicados en Laguna del Diamante, sumado a la presencia de las recomendaciones que se colocaron en la Cartilla de Pesca de la provincia luego de la aparición del primer caso en la Patagonia en 2010.

Los pasos para asegurase de que los objetos que ingresaron o van a ingresar al agua no cuentan con presencia de Didymo “son simples y no requieren de mayores insumos”, aseguran.

El procedimiento se realiza en tres pasos: remover, lavar y secar antes y después de ingresar a un cuerpo de agua es importante. Remover restos de barro, arena, plantas y algas de la ropa, calzado, embarcaciones y equipos de pesca. Lavar con detergente o sumergir en lavandina al 2% o en agua a 60ºC o en agua con sal al 5% durante al menos un minuto todo lo que haya estado en contacto con el agua. Por último, secar al aire o al sol el calzado, ropa y equipos.

El hecho de que sea el ser humano el mayor vector de propagación genera la necesidad de un compromiso por parte de los usuarios de los ríos, arroyos y espejos de la provincia para controlar la dispersión.

Quienes deseen consultar sobre esta especie y los efectos que tiene sobre el ecosistema, puede hacer su consulta a través del portal de ambiente en www.ambiente.mendoza.gov.ar , comunicándose telefónicamente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables a los teléfonos 4252090 y 4257065, de 8 a 13, de lunes a viernes o presencialmente en la delegación más cercana.

11.02.2019 | Por Marina Friedlander

Preocupa la invasión de “mosquitos gigantes” en el centro de Santiago del Estero

El gobierno provincial aseguró que reforzará las fumigaciones y remarcó que el hecho se debe a la "gran cantidad de lluvias y agua que todavía queda".

04.06.2018 | Por Solana Sommantico

Logran grabar publicidad en un corte de carne fresca mediante una técnica láser

Infocampo trae esta polémica técnica utilizada con fines publicitarios, aunque aclaran que "no altera de ninguna forma la calidad ni el sabor de la carne".

06.07.2018 | Por Solana Sommantico

Pumas mataron 60 corderos en un establecimiento en Coronel Pringles

El productor, como consecuencia del ataque, perdió aproximadamente 80 mil pesos. Estiman que los felinos llegaron escapando de regiones en las que se produjeron incendios meses atrás.