Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

Una marca crea ropa con cáscaras de banana y naranja y las vende en Palermo

Nana Metanjian lanzó 'Alenkie', una firma "slowfashion", que se caracteriza por concientizar sobre la sustentabilidad del medio ambiente.

17.12.2019
Adriana Sanchez
Adriana
Sanchez

En la era de lo sustentable, una nueva marca de ropa utiliza telas de cáscaras de banana y naranja, redes de pesca abandonadas, y nailon y poliester reciclados, PET reciclado y Tencel, para demostrar una vez más que no es necesario seguir usando recursos naturales para fabricar productos de calidad.

Con diseños simples, la mayoría en oversize, y estampados de manera que menos dañan el planeta, Alenkie nació con el objetivo de mostrar que no es necesario continuar con el uso de recursos naturales para fabricar productos de calidad.

×

“La idea es reciclar la basura que generamos y darle otra vida, convertirla en algo positivo y hermoso”, explica su creadora Nana Metanjian, quien agrega que “esta colección va a impulsar una consciencia ambiental. No es una moda ni una tendencia pasajera, sino una militancia activa que Alenkie capturó como misión y lucha.”

La emprendedora abrió hace un mes una casa de diseño/showroom a la calle en Palermo Soho y busca que sus creaciones abran el interés hacia un consumo consiente y una economía más circular: le entusiasma ver cada vez más personas preocupadas por ser consumidoras conscientes y con una mayor conexión entre la sustentabilidad y la innovación tecnológica.

En cuanto a Metanjian, se describe a si misma como una amante de la moda y del medio ambiente. Hace seis años llegó de Armenia, su país natal, y se enamoró de Argentina y junto a su marido decidieron quedarse a vivir aquí, donde hoy crían a sus dos hijas. Además es traductora de alemán, habla español, alemán, ruso e inglés.

 

×
04.10.2019 | Por Adriana Sanchez

Lanzan un plan para el desarrollo sustentable de la industria forestal en Jujuy

Se trata de un programa de trabajo, que apunta a posicionar a Caimancito, como un polo forestal dinámico, competitivo y adaptado a la economía local.