Publicidad Cerrar X

Aceiteros declaran el estado de alerta y prevén conflicto en el cordón

La federación nacional que agrupa a los trabajadores aceiteros se declaró en estado de alerta, con quite de colaboración, en reclamo de una respuesta de las cámaras empresarias a su pedido de aumento salarial.

La federación nacional que agrupa a los trabajadores aceiteros se declaró en estado de alerta, con quite de colaboración, en reclamo de una respuesta de las cámaras empresarias a su pedido de aumento salarial.

La medida podría derivar en un paro total de actividades. La comisión directiva de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de República Argentina se reunirá hoy por la tarde para decidir un plan de lucha, en conjunto con la Confederación General del Trabajo (CGT) San Lorenzo.

A principios de abril, la federación y la central obrera acordaron unificar la lucha por un aumento salarial de los obreros de la rama aceitera y de las actividades asociadas en el cordón agroexportador santafesino.

Esto significa consolidar un piso de ingresos superior a los 10 mil pesos como base para las negociaciones que involucran a 30 mil trabajadores.

Los aceiteros firmaron un acuerdo puente para los primeros meses del año, en base a sumas que significaron en en promedio un aumento del 26 por ciento.

Según publicó La Capital de Rosario, el convenio venció a fines del año pasado y en abril se retomaron las negociaciones para alcanzar el acuerdo anual.

“Ante la falta de respuesta por parte de las cámaras patronales de la actividad (Ciara, Ciavec y Carbio), respecto de nuestro planteo de aumento salarial, la federación se declara en estado de alerta con quite de colaboración, y convoca de urgencia a reunión de comisión directiva”, señala un comunicado de la entidad gremial.

El convenio colectivo de trabajo del sector se encuentra vencido desde el 31 de diciembre de 2013, y en el marco de su renovación, se firmó un acuerdo a cuenta de la paritaria por los meses de enero, febrero y marzo, que a la fecha también se encuentra vencido.

El reclamo presentado a la patronal consiste en un salario mínimo vital y móvil, de acuerdo a su definición legal en el artículo 14 bis de la Constitución nacional y artículo 116 de la ley de contrato de trabajo.

Esto es, explicaron desde el gremio, “la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión”.Según sus estudios, asciende en la actualidad a $10.505 para la menor categoría.

“En virtud del estado de situación, llamamos a los trabajadores aceiteros a mantenerse alertas y firmes en la convicción de que con la fuerza de la huelga y las asambleas lograremos nuestros objetivos”, señalaron desde la comisión directiva de la federación.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: