Publicidad Cerrar X

Aseguran que las asociaciones son la clave para el fortalecimiento de las comunidades rurales

Al cierre de la reunión anual Nwanze dirigiéndose a los delegados dijo: el FIDA es el canal más directo para invertir en los pequeños agricultores familiares.

Paul Polman, Director Ejecutivo de Unilever, en su intervención del último día del Consejo de Gobernadores del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), destacó que las empresas son una parte de la cadena mundial de alimentos, y por lo tanto deben ser una parte de la solución para reducir la pobreza y la desnutrición.

En el evento central de la reunión anual, Polman dijo que “Estamos todos juntos en esto y las empresas cada vez son más conscientes de ello”.
Como reconocimiento al Año Internacional de la Agricultura Familiar, el tema de esta reunión anual fue Invertir en los pequeños agricultores familiares para conseguir el futuro que queremos.

El Presidente del FIDA Kanayo F. Nwanze, en su discurso de clausura, exhortó a los delegados a unirse al Fondo para situar a los pequeños agricultores en lo más alto de la agenda en los días y meses que tenemos por delante. “Su petición hacia nosotros fue clara” explicó. “Quieren más del FIDA porque el FIDA, a diferencia de otros organismos dedicados al desarrollo agrícola, se concentra específicamente en financiar a los pequeños agricultores, trabajando con ellos en un proceso consultivo para que nuestras acciones realmente satisfagan sus necesidades.”

En la clausura, Nwanze dijo “Confío en que estaremos de acuerdo en un solo mensaje. Que el FIDA es su canal más directo para encauzar las inversiones hacia los pequeños agricultores familiares. El FIDA les pertenece. Cuando ustedes financian al FIDA, su dinero va a los pequeños agricultores y a la población rural pobre.”

En el debate de expertos Pequeños agricultores = grandes negocios, Polman resaltó cómo conectar mejor a las multinacionales, pequeñas y medianas empresas con los pequeños agricultores, de manera recíprocamente beneficiosa y productiva. Andrew Rugasira, Director General de Cafés Selectos de África, una compañía con sede en Uganda que abastece al mercado global cafés de calidad, tostados y empacados en el origen, se unió a Polman y a los demás oradores provenientes de varias regiones.

El grupo llegó a un consenso de que las asociaciones que engloban negocios, pequeños agricultores y gobiernos son la clave para mejorar el acceso de los pequeños agricultores a los mercados de modo que puedan aumentar sus ingresos. También discutieron sobre la necesidad de mejorar el acceso al crédito, la inversión en las mujeres, las infraestructuras y la necesidad de crear confianza entre los negocios grandes y pequeños, y los pequeños agricultores, así como de entender los contextos locales.

Los panelistas convinieron unánimemente en el rol primordial que el FIDA podría tener en facilitar una relación mutualmente beneficiosa entre los pequeños agricultores y el sector privado.

“El FIDA podría ayudar al sector privado a reducir los costos operacionales al trabajar con los pequeños agricultores  que se encuentran en el último eslabón de la pirámide” explicó Adolfo Brizzi, Director de la División de Asesoramiento Técnico y Políticas. “El FIDA puede jugar un papel organizacional en ayudar a los pequeños agricultores a crecer con sus organizaciones y a volverse comercialmente más atractivas para el sector privado”.

Inmediatamente después del dinámico panel de debate, Nwanze y Polman firmaron un pacto de asociación público–privada entre el FIDA y Unilever, destinado a ayudar a mejorar los medios de vida de los pequeños agricultores de todo el mundo.  El acuerdo global de 5 años —el primero de este tipo entre el FIDA y el sector privado— tiene como objetivo ayudar a mejorar la seguridad alimentaria mediante: el aumento de la productividad agrícola; la vinculación de los agricultores a los mercados, la reducción de riesgos y vulnerabilidad, la mejora del empleo rural no agrícola, la transformación de la agricultura para hacerla más sostenible.

Durante la Mesa de redonda de Gobernadores Invertir en los pequeños agricultores familiares compartieron experiencias más de 40 gobernadores —principalmente representantes de los Estados Miembros del Fondo— destacaron que es primordial alentar a los jóvenes a ver la agricultura como una carrera profesional viable y digna. Se deben llevar a cabo muchas acciones por todos los asociados en el ámbito del desarrollo para garantizar que los agricultores se beneficien de la inversión en la agricultura.

Los Gobernadores apelaron también por una mayor atención en temas como cambio climático, tenencia de la tierra, inclusión financiera, mujeres, cooperación entre asociados incluyendo a los productores y un verdadero compromiso por parte del gobierno.

Kevin Cleaver, Vicepresidente Adjunto de Programas, dirigió el debate entre los gerentes de programas de la organización en Bangladesh, Burkina Faso, Haití y Kenya.El panel Relatos desde el terreno: Invertir en el cambio de vida de la población rural ofrecióuna visión de las operaciones financiadas por el FIDA en alrededor de 100 países en desarrollo. El Fondo tiene 260 proyectos y programas en curso; cerca del 80 por ciento cumplen exitosamente sus objetivos.

Cleaver enfatizó que los proyectos y programas financiados por el FIDA están gestionados por instituciones locales tales como entes gubernamentales, del sector privado, y organizaciones agrícolas, un factor importante para el sentido de apropiación y la sostenibilidad. Concluyó diciendo que replicar a mayor escala los éxitos —más allá del nivel nacional— es una prioridad del Fondo.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: