Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

En Uruguay estiman que el campo dejará de ser el motor de la economía en 2015

Proyecciones públicas y privadas sostienen que el sector agropecuario finalizará el próximo año su etapa de crecimiento. 

26.12.2014
Infocampo
Infocampo

El año 2015 marca el comienzo de una nueva etapa para las materias primas en general y para el agro uruguayo en particular. 

Más allá de que no quepan esperar cambios en la política agropecuaria uruguaya. Por primera vez desde la llegada de la izquierda al poder un ministerio de ganadería se enfrenta a cinco años en los que los precios no jugarán a favor, señala el periódico El Observador.

En particular el 2015 es el primer año en mucho tiempo que empieza ya con una perspectiva insertada en la nueva realidad. En particular en la agricultura, los productores saben desde el arranque que sin altos rendimientos no habrá posibilidad de margen, algo que hace mucho tiempo no sucedía. 

Por ese motivo, uno de los primeros aspectos a observar del año que está comenzando es la posibilidad de que haya una adaptación de la agricultura que implique una cierta renuncia de las áreas menos productivas y más lejanas de los puertos a la producción de granos y su eventual pasaje a la ganadería.

En particular, la superficie a sembrarse con trigo y cebada parece de las más vulnerables, ya que la conjunción de precios ajustados y año Niño quita expectativas por todos lados. 

Quienes quieran desafiar esas situaciones y sembrar trigo y cebada cuentan con algunos argumentos: el trigo de buena calidad en el mundo es escaso, lo que abunda es solamente el de calidad media a baja. Rusia seguirá afectada por sanciones y posiblemente con restricciones a la exportación. Las empresas malteras se esforzarán por mantener condiciones favorables a los productores que les eviten importar el grano.

En el balance será difícil que la agricultura sostenga el crecimiento que tuvo en la década anterior. El mundo ya no precisa más área agrícola, ha recuperado stocks y el costo uruguayo, en particular en lo que refiere al transporte de granos irá determinando un gradual ajuste, especialmente si el precio de la soja se mantiene por debajo de los US$ 400 al productor.

El crecimiento del agro en 2015 tendrá como motores principales a la ganadería y la forestación. 

En el caso de la forestación la maduración de bosques, una mayor ritmo de cosecha de pinos y la incorporación de montes del plata de lleno al procesamiento y exportación de celulosa marcarán un cambio respecto a 2014.

Y en el caso de la ganadería, la persistencia del aumento en el volumen faenado marcará una lógica más ganadero agrícola que en años anteriores, que puede ser el comienzo de una tendencia de largo plazo, que vuelve a ubicar a la ganadería en un papel central.

La economista Verónica Durán, en las proyecciones presentadas anualmente por OPYPA estimó un crecimiento del agro exiguo para este año y el próximo. 

El crecimiento de este año cayó a 0,5% desde un 4,6% en 2013 y el crecimiento que se proyecta para 2015 es de apenas 0,2%.

La baja en la producción de los cultivos de invierno, la estabilización en el área de soja y una ganadería que ya tiene un stock récord y un stock ovino que va en baja parecen mostrar que el agro solo será impulsor de las exportaciones uruguayas a partir de la celulosa y levemente en la carne vacuna.

Es posible que un camino para crecer pueda tener que ver con la diversificación. Durante 10 años la agricultura se pensó casi que exclusivamente como soja/trigo y algo de cereales de verano e invierno como complemento.Ese camino fue muy útil y transformó al Uruguay a lo largo de los últimos diez años. Y aunque agrega valor desde muchos puntos de vista, su capacidad de facturación parece haber llegado a un tope.  

Tags