Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

“Esas granjas son el infierno”: la crítica de Soledad Barruti sobre el posible acuerdo porcino entre Argentina y China

La autora de los libros Malcomidos y MalaLeche afirmó que "es una locura pensar que vamos a seguir profundizando esos esquemas productivos de extremo abuso de la naturaleza y los animales".

21.07.2020
Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

La autora de los libros Malcomidos y MalaLeche, , que desde hace años pone a la agroindustria nacional bajo la lupa, subió un video a su TV, en el cual denuncia el acuerdo que podría firmar la con para ser los principales proveedores de porcina del país asiático, que redujo recientemente más del 50% de su stock local por las consecuencias de la Peste Porcina Africana.

El video comienza cuestionando la decisión argentina de aprobar la implantación de semillas transgénicas en la década del ’90. “Necesitamos tener una conversación como la que deberíamos haber tenido en 1996, cuando sin siquiera traducir los documentos del inglés al español, Felipe Solá autorizó la siembra de semillas transgénicas en nuestro país, convirtiéndonos en esto que somos hoy: un gran sojal“, explica Barruti.

×

“¿Qué está pasando actualmente en Argentina?”, se pregunta Soledad, y responde: “Tenemos la posibilidad de crear un negocio de producción de con China, o sea de ser los productores de cerdos para China, aumentando la cantidad de cerdos que se producen de unos 6 ó 7 millones a 100 millones de animales”. Y continúa: “Esto puede traer consecuencias tremendas para el campo en general, y para nuestras vidas en particular”.

La periodista consideró que aún “estamos a tiempo de poner un límite a que se siga haciendo con nuestro país cualquier cosa, a que sigamos entregándonos a un agronegocio que es absolutamente suicida“.

Mirá el video completo

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Nuestro país está por firmar un acuerdo siniestro según el cual podemos pasar de producir unos 6/7 millones de cerdos a 100 millones. 💣 💣💣💣💣💣 Eso garantizaría que en China se pueda seguir súper consumiendo esa carne. Algo que hoy no está garantizado porque ese país está sufriendo una peste que los llevó a sacrificado (quemando y enterrando vivos) unos 250 millones de animales. 🔥 🔥🔥🔥🔥🔥 El acuerdo es similar al que en 1996 habilitó la producción de soja transgénica en Argentina. Una producción que hoy ocupa el 60 por ciento de nuestra tierra cultivable, aumentó en 25 años un 1400 por ciento el uso de venenos, y nos convirtió en uno de los 10 países con más deforestaciones del mundo. ¿Y todo para que? Para alimentar animales como los cerdos chinos. 💀 Si este acuerdo se lleva adelante vamos a tener más soja y más animales. Estresados, mutilados, hacinados y mega medicados. Cultivando, de yapa, nuevas pandemias. 🐖🐖🐖🐖🐖🐖🐖 El agronegocio es destrucción y muerte. Nos pone en peligro con prácticas productivas brutales y usando los bienes comunes como si fueran suyos. Y lo puede hacer porque se alimenta de nuestro desconocimiento y apatía. Estamos a tiempo de hacer lo que no pudimos en los 90: poner un límite, decir que no, acercar soluciones que existen y que se pueden resumir en soberanía alimentaria y agroecología. En estos días voy a estar compartiendo mucho material. Hagamos correr la voz ✊🏽✊🏽✊🏽✊🏽

Una publicación compartida por Soledad Barruti (@solesbarruti) el

18.12.2020 | Por Facundo Mesquida

La soja cierra la semana de Chicago con el mejor precio desde julio de 2014

Con una cotización de los futuros de 447 u$s/tn, la oleaginosa vuelve a ganar valor en el mercado internacional.

15.12.2020 | Por Infocampo

Tras la foto de Alberto y Liz Solari, Kulfas confirmó que “sigue en pie” el acuerdo porcino con China

El ministro de Desarrollo Productivo dijo que al proyecto "hay que trabajarlo con absoluta conciencia de la mirada ambiental" y "en condiciones óptimas ambientales".

13.10.2020 | Por Infocampo

El trasplante de corazón de cerdos a humanos sería viable desde fines de 2021

Así lo revela un estudio a cargo de un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts de Estados Unidos. Se basa en las semejanzas entre los órganos de estos animales con los de las personas.