Publicidad Cerrar X

Maíz y soja: ¿Cómo mejorar el rinde con la mirada puesta en la sustentabilidad?

La empresa nacional Tecnomyl S.A. ofrece una serie de productos de formulación novedosa y apostando a las buenas prácticas agrícolas.

soja tecnomyl
infocampo

Durante el mes de agosto, se llevó a cabo un nuevo Congreso de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), consolidado como el evento de conocimiento en agricultura más destacado en nuestro país y un referente a nivel mundial.

En ese marco, la empresa Tecnomyl S.A. conformó un taller con el foco puesto en la calidad de formulación y sustentabilidad. Según indicó el Ing. Agr. Martín Schapiro, representante técnico comercial de la firma para el sur de Buenos Aires, esto se logra “con productos de mayor concentración y bandas toxicológicas más amigables con el ambiente”.

La sustentabilidad como bandera

Tecnomyl S.A. trabaja la sustentabilidad desde varios ejes, como la difusión de las buenas prácticas agrícolas a través de cursos y capacitaciones con especialistas en las redes sociales.

También realizan auditorías para desarrollar y mantener normas de buenas prácticas de manufactura en todos sus procesos (investigación y desarrollo, fabricación, administrativos, etc) y están trabajando para minimizar la huella de carbono, a través de la optimización del transporte y formulaciones más concentradas del mercado.

Además, trabajan en conjunto con la organización Campo Limpio, que acopia y recicla los envases utilizados con un destino apto para un nuevo uso, reduciendo así la cantidad de plástico empleado.

Lo que se viene

En cuanto a lo que se viene, están en preparación los lotes para la campaña de cultivo de verano, y queda todo el tratamiento de fungicidas para cereales de invierno, para lo cual se cuenta con Genesis Duo, fungicida para el control de roya y mancha, también destinado a enfermedades de fin de ciclo en soja y roya en maíz. Es una mezcla de dos ingredientes activos: Azoxistrobin 20% y Cyproconazole 8%.

Para el maíz, se vienen las aplicaciones de Atramyl 90 WG, que puede asociarse con Pattern, compuesto por S-Metolaclor al 96% para el control de gramíneas anuales en premergencia del cultivo.

En cuanto a la soja, la firma ofrece productos presiembra o preemergentes, como Trench 84 WG (Diclosulam 84%) para el control de coniza, o Guerrer (Sulfentrazone 50%) para combatir un amplio espectro de malezas de hoja ancha; y graminicidas postemergentes, como el Todym 24 EC (Cletodim 24%) o Haloxigen Max (Haloxifop-P– metil 54%). Como latifolicida postemergente para este cultivo, la empresa cuenta con Gensafen (Formesafen 25%).

En el ámbito de los insecticidas, lo novedoso es Benzomyl Plus, que combina los principios activos del Lufenurón 40% con el Benzoato de emamectina 10%, dos modos de acción complementarios que se potencian. Posee poder de volteo y residualidad, y es indicado para el control de gusano cogollero en maíz (Spodoptera frugiperda).