Publicidad Cerrar X

Plagas: avanzan las acciones para frenar a la “polilla de la vid” en Mendoza

El Gobierno mendocino culminó con la primera etapa de entrega de insumos para combatir a esta plaga que puede ser letal para la producción vitivinícola.

La plaga lobesia botrana, más conocida como “polilla de la vid”, es una de las principales amenazas que cada año deben enfrentar los productores vitícolas de Mendoza y por eso se siguen intensificando las acciones para controlarla.

Recientemente, por ejemplo, la Secretaría de Agricultura de la Nación informó que se dispuso un fondo de casi $ 2.000 millones –50% financiado por la Nación y el otro 50% por las provincias productoras de uvas y vinos– para la erradicación de este insecto, mientras que la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) le pidió al actual ministro de Economía, Sergio Massa, (cuando era diputado) una ley para combatirlo.

Ahora, desde Mendoza informaron que se culminó con la primera etapa de entrega de insumos para la campaña 2022/23.

Puntualmente, se distribuyeron difusores de feromonas para aplicación de la técnica de confusión sexual, a más de 1.400 productores vitícolas de la provincia.

LO QUE VIENE

En tanto, se está iniciando la segunda etapa, en la que se entregará a productores seleccionados según criterios técnicos y disponibilidad de productos, insecticidas específicos para el control de la primera generación del insecto, apuntando a un manejo integrado de la plaga en todo el territorio provincial.

Según precisaron desde el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen), los productores que reciben insecticidas en esta etapa son contactados telefónicamente, como en las anteriores campañas, y se les informa el lugar, día y hora para el retiro de los insumos.

La asistencia con estos elementos se realizará en distintos puntos de entrega, según lo programó el Iscamen y puede ser consultada en el sitio de este órgano: iscamen.com.ar.

Cabe recordar que la campaña contra la polilla de la vid combina herramientas en diferentes etapas, como la entrega de difusores de feromonas, la provisión de agroquímicos, alertas de aplicación en momentos oportunos, y el servicio de aeroaplicaciones con productos específicos en los departamentos de Rivadavia, Junín, San Martín, Maipú, Santa Rosa, Lavalle y Luján de Cuyo. También se prevé, en función de los resultados, la aplicación aérea de feromonas.