Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Científicos argentinos lograron extraer el ADN de un “dinosaurio” descubierto por Darwin

Investigadores de Argentina y varios países ubicaron en el árbol de la vida a un curioso mamífero con rasgos de camello, caballo, rinoceronte y tapir. Sus restos habían sido hallados por el naturalista en 1834.

27.06.2017
Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

En 1834, durante una recorrida por Puerto San Julián, en la actual provincia argentina de Santa Cruz, Charles descubrió varios restos óseos de un curioso mamífero extinto que, desde entonces, desafió a los métodos clásicos de clasificación taxonómica, indicó la Agencia CyTA del .

Bautizado macrauquenia o Macrauchenia patachonica, Darwin lo definió como un “notable cuadrúpedo”: “Pertenece a la misma división o grupo de los paquidermos junto con el rinoceronte, el y el Palæotherium [antepasados de los actuales caballos], pero en la estructura de los huesos de su largo cuello ofrece una evidente relación con el camello, o más bien con el guanaco y llama”, escribió el naturalista en sus diarios.

×

Ahora, científicos del CONICET y de otras instituciones de Argentina participaron de un estudio internacional que logró extraer por primera vez el de la macrauquenia y dilucidó su grado de parentesco con mamíferos actuales.

Macrauchenia patachonica es el último representante del linaje de los Litopterna, un grupo que se desarrolló en América del Sur y la Antártida durante casi 65 millones de años y se extinguió hace aproximadamente 10 mil años sin dejar descendientes vivos.

“Logramos extraer el genoma (ADN) mitocondrial prácticamente completo de restos fósiles de estos imponentes animales, de los que desconocíamos las relaciones de parentesco respecto de los mamíferos vivientes”, señaló a la Agencia CyTA-Leloir el doctor Javier Gelfo, investigador del CONICET en la División de Paleontología de Vertebrados del Museo de La Plata, Facultad de Ciencias Naturales y Museo, de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). “Es la primera vez que se consigue algo así, ya que la obtención de ADN antiguo es compleja por el alto grado de contaminación de las muestras”, añadió.

Mediante nuevas técnicas de secuenciación y mapeo genético, los científicos revelaron que los Litopterna –grupo al que pertenece Macrauchenia– están hermanados con los perisodáctilos: un grupo de mamíferos que tienen dedos impares y pezuñas, como los caballos, tapires y rinocerontes.

“Estos grupos compartirían un ancestro común hace aproximadamente 66 millones de años”, destacó Gelfo. Y agregó que el hallazgo permitió encontrar el lugar de macrauquenia dentro del árbol evolutivo.

El estudio, publicado en la prestigiosa revista “ Communications”, fue coordinado por Michael Westbury y Michael Hofreiter, del Instituto de Bioquímica y Biología de la Universidad de Postdam, Alemania, y Ross MacPhee, del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, Estados Unidos.

Además de Gelfo, también participaron del equipo Marcelo Reguero y Mariano Bond, del CONICET y de la UNLP, Alejandro Kramarz, del CONICET y del Museo Argentino de Ciencias Naturales ‘Bernardino Rivadavia’, en Buenos Aires, Analía Forasiepi, del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (dependiente del CONICET, de la Universidad Nacional de Cuyo y del Gobierno de la Provincia de Mendoza), Luis Aguilar, del Museo Paleontológico de San Pedro ‘Fray Manuel de Torres’, Fernando Scaglia, del Museo Municipal de Ciencias Naturales ‘Lorenzo Scaglia’ de Mar del Plata, y colegas de Uruguay, Chile y Francia.

24.02.2021 | Por Infocampo

Unas 17 especies invasoras en la Ciudad de Buenos Aires pondrían en riesgo la biodiversidad

Así lo afirma un estudio realizado por un grupo de investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales, el CONICET, el Museo de La Plata y de la Fundación Azara. Entre los organismos exóticos, se destacan distintos tipos de gusanos, ciempiés, arañas y babosas.

02.02.2021 | Por Infocampo

El carancho austral, un ave perjudicada por especies terrestres exóticas

Así lo definen en un estudio científicos del Conicet. El problema, explican, radica en la restricción de sitios remanentes donde anidar debido a la presión de pastoreo que ejercen las cabras y ciervos introducidos por el hombre en la Isla de los Estados, su hábitat natural.

27.01.2021 | Por Infocampo

Abejas: científicos del Conicet advierten sobre la pérdidas de especies a nivel global desde los ’90

Un grupo de expertos argentinos analizó la población mundial de abejas, de acuerdo a datos y censos, y encontró que decrece el número de especies.