| InfocampoTV

El Hantavirus y el trabajador agropecuario, una relación que puede traer graves problemas

Hasta la semana 26 de 2018 se llevaban registrados 754 casos de Hantavirus en el país. El Ing. Agr Marcelo Hoyos cuenta todo sobre la enfermedad, cómo prevenirla y qué recaudos tomar.

16.08.2018 | Por Solana Sommantico
Solana
Sommantico

El trabajador rural que realiza sus actividades en zonas endémicas de nuestro país, pueden quedar expuestos a esta grave enfermedad viral. Si bien casi todas las provincias han reportado casos, hay localidades que son consideradas peligrosas por la concentración de casos y muertes por Hantavirus.

Por este motivo, Infocampo conversó con el Ing. Agr. Marcelo Hoyos, gerente técnico en Higiene Ambiental de una reconocida empresa agropecuaria, quien aclaró de qué se trata esta enfermedad, cómo se contagia y de que forma se puede prevenir.

La enfermedad SPHV  o Hantavirus

Se trata de una enfermedad aguda grave, causada por el virus Hanta. Los ratones de campo portadores (principalmente los ratones colilargos), lo transmiten a las personas cuando el virus proveniente de la saliva, las heces y la orina secos aerosolizados ingresan por:

a. Vías respiratorias (boca y nariz)
b. Vía ocular (mucosa de los ojos)
c. Vía contacto de estos residuos con heridas en la piel.

El vector: son grupos de roedores llamados micro roedores o ratones de campo o colilargos y que viven, se desarrollan y se reproducen en el campo. Por lo general, huyen del ser humano, pero bajo determinadas condiciones climáticas del ambiente, perturbación de su hábitat natural por la cosecha o por solo hecho de ingresar a su hábitat podemos entrar en contacto con ellos y sus residuos.

Estos roedores miden 10-12 cm de largo y la cola es más larga que el cuerpo. Se alimentan de granos y semillas de malezas o cultivos. Los géneros más comunes son Oligoryzomys y Akodon.

Sus nidos son muy pequeños y podemos encontrarlos dentro de la cosechadora, en el galpón dentro de bolsas o aprovechando lugares donde puedan construir sus nidos como bolsas con semillas o cajas de cartón.También, se acercan a las viviendas, ingresando a los entretechos. Pueden construir sus nidos y colonias allí.

El virus: pertenece a la familia Bunyaviridae y cada virus está asociado a una especie de roedor. Estudios en una población de roedores mostraban que solo el 5% de los ellos estaban infectados, pero la mortalidad en humanos asciende al 30-50%.

El Contagio: la enfermedad se produce por la inhalación de los aerosoles (pequeñas partículas de polvo en suspensión en el aire) que se producen por la sangre, la saliva, el excremento y la orina de roedores contaminados con el virus una vez que estos fluidos se secan.

La evolución de la enfermedad

El especialista contó como son los días luego del contagio, destacando la importancia de poder detectar los síntomas y dar con el diagnostico lo más acertado cuanto antes sea posible.

o Pocos días después del contagio, el malestar comienza como una gripe común, dolor de cabeza, malestar general, dolores articulares, vómitos y hasta diarreas.

o Con el correr de los días la situación se complica y la persona infectada ya le cuesta respirar.

o En ese momento o antes, si la persona sabe o duda que pudiera haber estado en algún lugar donde pueda haber roedores, se debe acudir al médico y explicarle cuáles son los síntomas y dónde estuvo las últimas horas o días. Los médicos sabrán cómo actuar y se le hará al paciente un tratamiento especial.

Medidas de prevención

o A la hora de ingresar a un ambiente cerrado donde se sospecha la presencia de roedores, y más aun si estamos en zonas endémicas, se deben usar guantes, máscaras y antiparras o gafas de tipo industrial que ayuden a proteger las vías de ingreso de la enfermedad en el cuerpo humano.

o Desinfección: usar agua con lavandina ya sea trapeando, asperjando o rociando con una regadera. Para eso se debe colocar una medida de lavandina en diez de agua (1:10). Si bien esta medida es muy eficaz, hay que dar tiempo a que actúe (algunas horas). El producto debe ingresar en la materia orgánica e inactivar al virus. Otra opción es el uso de iodopovidona que es muy efectiva.

o No barrer en seco, ni aspirar o agitar elementos contaminados y no tocar ningún objeto que se sospeche tenga orina o excremento de roedores. Dejar todo como está.

o Abrir ventanas para que el sol y la radiación UV inactive al virus. La luz del sol es un excelente viricida sobre superficies contaminadas.

o No ingresar a galpones o sitios oscuros, cerrados, polvorientos sin la protección debida si se sospecha que puede haber roedores dentro.

o Cuando se encuentra un roedor muerto el cadáver hay que rociarlo con la mezcla de agua y lavandina, dejar actuar al producto y después retirarlo, enterrarlo o quemarlo. Siempre usando los elementos mínimos de protección.

o No encender circuitos de aire (calefacción o refrigeración) en hogares o de vehículos si se sospecha que en el lugar hubo o hay roedores. Autos, camiones, cosechadoras, tractores que hayan permanecido en el galpón inactivo por meses. Los roedores pueden estar anidando en el motor y la toma de aire del sistema de calefacción o refrigeración.

o El orden y la limpieza es el mejor aliado de la prevención. Evitamos que el roedor anide en sitios cercanos a nuestros ámbitos de trabajo o vivienda. Se recomienda retirar pallets, herramientas, bolsas rotas, semilla derramada, maquinas en desuso, etc. Si tenemos animales domésticos evitar que los comederos queden con alimento por las noches.

o Extremar cuidados cuando se acerca la época de cosecha de cultivos aledaños ya que la modificación del hábitat hace que el roedor migre rápidamente hacia galpones o viviendas buscando refugio y lugar seguro para anidar.

o Prepararse y sellar toda abertura mayor a 4 cm de diámetro.

o Cuando ingresamos grano cosechado a galpones o silos, pueden venir ratones colilargos también en los equipos de cosecha.

o Los gatos o perros no son elementos de control y prevención eficaces. Tienen un área de protección limitada. Poseen baja capacidad de caza y hay que considerar que estos roedores pueden transitar y anidar en zonas altas alejadas de estos animales domésticos. Tienen gran agilidad para trepar.

o El manejo de la basura y residuos orgánicos es muy importante en estos casos. Evitar acumularla en lugares de fácil acceso. Se recomienda ubicarla en contendores plásticos.

o Cerrar todas las aberturas pequeñas que acceden a la vivienda. Aberturas mayores a 3-4 cm son suficientes para poder ingresar.

o No todos los roedores de especies consideradas portadoras (Colilargos) presentan el virus infectivo. Nadie sabe qué porcentaje de los roedores está realmente infectado.

o Otra enfermedad viral que se transmite de la misma forma es la Fiebre Hemorrágica Argentina o Virus Junín, pero el Instituto Maiztegui ya desarrolló una vacuna muy eficaz contra la FHA. Por eso recomendamos que todo trabajador rural o personal que trabaje en estos ambientes que solicite la vacunación al hospital más cercano.

El Ingeniero Hoyos remarca que hay que recordar que:

• No hay vacuna para esta enfermedad.

• Ante la presencia de los síntomas mencionados o ante cualquier duda se debe concurrir al médico o al hospital más cercano e informar detalles donde estuvo las últimas horas o días.

• Conversá del tema con su grupo familiar y compañeros de trabajo.

• Aunque la mortalidad promedio por hantavirus es del 30% (datos 2011. MSN), detectada a tiempo y tempranamente la recuperación del paciente es total.

• Esta enfermedad no se transmite de persona a persona ni de animales domésticos como el perro o gato. Es un virus que circula entre estas especies de roedores de manera asintomática.

 

Enlace corto a la nota
28.12.2018 | Por Marina Friedlander

Cocinó un churrasco en el asfalto de la Ruta 34 y demostró cuánto calor hace en Santiago del Estero

Un periodista transmitió en vivo desde Garza, donde hacían 65 grados. El video se viralizó en las redes sociales.

02.10.2018 | Por Solana Sommantico

Capacitan a productores apícolas en la implementación del nuevo Sistema de Trazabilidad Apícola (SITA)

Agroindustria desarrollará jornadas de capacitación en el partido bonaerense de Villarino y en las localidades santafesinas de Galves y Sauce Viejo con el fin de capacitar a los productores sobre los nuevos requerimientos para operar en la próxima temporada.

13.12.2018 | Por Solana Sommantico

Carta de una productora sobre el abigeato: “¿Dónde está el rol del Estado como proveedor de seguridad?”

Infocampo conversó con Virginia Buyatti, una productora ganadera del norte de Santa Fe, quien esta semana perdió animales de su establecimiento, faenados clandestinamente por cuatreros. Su testimonio en esta nota.