Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El lado B de la lavanda: cómo emplearla en alimentos y bebidas

Conocida por su colorido e inconfundible aroma, esta planta puede formar parte de deliciosas bebidas, comidas, postres. Cinco recetas para poder disfrutar de sus propiedades y beneficios.

25.10.2019
Adriana Sanchez
Adriana
Sanchez

La lavanda, de la familia de las  que contiene más de 60 es una de las plantas más conocidas y apreciadas que podemos encontrar. No solo por su colorido, sino también por su inconfundible aroma y los beneficios que tiene para nuestro bienestar.

Esta tiene múltiples beneficios, entre los que se destaca su habilidad como relajante del sistema nervioso central, que ayuda a disminuir el estrés, la ansiedad y el insomnio. También es antioxidante, por lo que ayuda a tener una mejor digestión.

×

Asimismo, científicos aseguran que esta genera grandes cambios de manera interna y externa, que son tangibles y comprobables a lo largo del tiempo, lo que provoca que cada día, sean más los consumidores que la incorporen a sus vidas.

Esta planta y su flor se utilizan en numerosos productos cosméticos o aromáticos, pero lo que quizás no muchos saben es que también se pueden utilizar en la . Y es que la lavanda puede formar parte de deliciosas bebidas, comidas, postres, entre otras. A continuación, cinco ideas para poder disfrutar de todos  sus beneficios en el día a día

 

La moon milk, literalmente “leche de la luna” es una sencilla bebida caliente procedente de la medicina ayurvérica, que es el nombre que recibe la medicina tradicional de la India.

Se trata de una bebida que combina leche con especias, hierbas y flores como puede ser el ejemplo de lavanda en combinación con la miel. 

La infusión tiene propiedades relajantes que ayuda a dormir y aporta un agradable confort.

Elaboración: calentar la leche y posteriormente, infusionarla con las especias, hierbas o flores de lavanda. Luego colarla y, si se lo desea, añadir miel para endulzar mientras aún esté caliente.

Limonada de lavanda

Una de las grandes ventajas de la limonada es que podemos elaborarla casi con cualquier fruta u hoja que se nos ocurra. Y esta regla aplica también para la lavanda.

Ingredientes: 

  • 1 cucharada de flores de lavanda.
  • 4 vasos de agua.
  • 1 y 1/2 de taza de jugo de limón.
  • Azúcar a gusto (opcional).

Elaboración: Mezclar el azúcar con la lavanda frotando bien, después poner agua caliente sobre el azúcar y remover hasta que se disuelva el azúcar. Colarlo para eliminar los restos de lavanda y añadir el limón. Dejar enfriar bien con hielo y disfrutar de una limonada fresca.

Agua de , y lavanda

Las aguas saborizadas, son una opción saludable y rica para refrescarnos y mantenernos hidratados sin consumir conservantes o azúcar.

Una opción deliciosa es utilizar pepino, lima y lavanda.

Ingredientes: 

  • 2 vasos de agua.
  • Hojas de menta y lavanda culinaria seca.
  • 4 pepinos pelados.
  • Jugo de 4 limas.
  • 2 vasos de soda.
  • Azúcar (opcional).

Elaboración: calentar el agua con la lavanda, la menta, y el azúcar si lo usamos. Cuando el agua esté infusionada, la quitamos del fuego. Dejar reposar y después colar. En una batidora licuar el agua con el pepino y el zumo de lima y la soda. Dejar enfriar y servir con hielos o bien fría.

helado DE lavanda

Se aproxima el verano y junto con este, las tardes calurosas. Y para refrescarnos, el helado se presenta como primera opción de muchos. La receta del helado de lavanda hará que se convierta en tu nuevo gusto favorito.

Ingredientes:

  • 10 ramitas de lavanda.
  • 8 yemas.
  • 1 taza de azúcar.
  • 600 cm3 de crema.
  • 600 cm3 de leche

Elaboración:

  1. Colocar las ramitas de lavanda junto con la leche en una olla y llevar al fuego. Cuando rompa el hervor retirar del fuego, tapar y dejar reposar 30 minutos.
  2. Batir las yemas con el azúcar en un bol que pueda colocarse a baño maría, hasta que esté clarito y espumoso.
  3. Colocar la infusión de lavanda y agregar a las yemas batiendo constantemente.
  4. Llevar a baño maría a fuego lento y revolver continuamente con una cuchara de madera hasta que espese. No debe hervir.
  5. Dejar enfriar, agregar la crema y colocar en la heladora. Cada media hora aproximadamente, revolver y volver a llevar al freezer. Repetir este proceso hasta que la preparación obtenga la consistencia de helado.

Vea también: “Recomendaciones acerca de cómo podar plantas aromáticas para que crezcan más”

06.11.2019 | Por Adriana Sanchez

Las propiedades del pepino y cómo incorporarlo a la dieta cotidiana

Entre sus propiedades, se destaca principalmente el aporte de agua, vitaminas C y E y aceites esenciales. Siete recetas con pepino para que puedas incorporarlo a la dieta diaria.

20.11.2019 | Por Luciano Balaudo

El Jacarandá vuelve a teñir de violeta las calles y hogares del país

El árbol comenzó su llamativa floración y en Infocampo, te contamos todo sobre una de las especies vegetales decorativas más populares.