Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

Recomendaciones acerca de cómo podar plantas aromáticas para que crezcan más

No solo frutas y verduras se cultivan en la huerta, siempre recomiendan alternarlas con plantas aromáticas ya que las mismas, otorgan beneficios que permiten lograr aumentar la producción.

Print Friendly, PDF & Email
07.02.2019 | Por Solana Sommantico
Solana
Sommantico

El profesional Toni Jardón trae tips acerca de podas en aromáticas.  Indicó que las mismas, tienen la facilidad de volver a brotar rápidamente, por lo que se recomienda podarlas con frecuencia ya que de esta forma podrían “macollar” y lograr más biomasa y un mejor desarrollo.

¿Por qué se podan?

• Es bueno para la sanidad de la planta y para renovar las ramas.

×

• Para estimular el crecimiento, una planta alta y con hojas viejas se tornará a una planta con brotes frescos y más arbustiva.

• Para controlar también el tamaño de la planta y que no ocupe más espacio del que debería en la huerta.

• Se logran obtener cosechas intermedias, es decir las hojas o ramas que se podan se pueden almacenar y secar para su uso posterior.

• Para controlar alguna plaga que pueda tener la planta.

¿Con qué frecuencia se podan?

“Dependiendo de la planta aromática debemos hacer 2 tipos de podas, la dura o la ligera. Incluso se debe tener en cuenta que si la planta florece demasiado temprano, las mismas se deben cortar ya que consumen mucha energía en ellas y no se molestará en volver a crecer vegetativamente” aclaró Jardón.

Poda ligera

La misma se aplica a las plantas herbáceas como la albahaca, estevia, cilantro, perejil, y demás, es decir plantas que prosperan durante todo el año, hasta en invierno.

Se deben podar con más frecuencia que las demás para que sigan teniendo fuerzas para rebrotar y para que logren un canopeo más arbustivo y productivo.

La poda en estas plantas herbáceas es necesaria para la salud de la planta y de las plantas que la rodean, ya que al ocupar tanto espacio las pueden empezar a sombrear, disminuyendo su rendimiento.

Sin embargo, no “pelar” por completo la planta. Es decir, siempre dejar un brote de unos pocos centímetros para que pueda volver a rebrotar.

Poda dura

Se hace esta técnica en las aromáticas perennes, con tallos leñosos como el romero, lavanda, tomillo, salvia, etc.

“Para estas plantas necesitamos una tijeras más especiales conocidas como de tipo yunque que permiten podar hasta los troncos más gruesos de estas hierbas”, remarcó Jardón

Estas plantas deben ser podadas ocasionalmente, no más de una o dos veces al año. Lo ideal es cuando esté terminando el invierno ya que es cuando comenzarían a salir nuevos brotes. En invierno aconsejan no podarlas ya que están en su periodo de latencia.

La forma correcta es cortar las ramas secas lo más abajo posible pero la parte verde solo podemos podar lo que sería 1/3, (es decir, se divide la planta en 3 partes y podamos una). Lo importante es nunca dejar una rama sin hojas o sin brotes pues se secará por completo.

Sin embargo, la lavanda es una excepción, “debemos recortarla a finales de verano o principios de otoño, de modo que queden 3/4 partes de verde. Lo que haríamos sería quitar las flores secas principalmente” concluyó el especialista.

11.10.2019 | Por Marina Friedlander

Los seguros agrícolas crecieron al ritmo de la producción en la campaña 2018/19

Más de 11 mil productores agropecuarios eligieron a La Segunda Seguros para asegurar 4 millones de hectáreas y la convirtieron en líder indiscutido del segmento, por cuarto año consecutivo.

29.05.2018 | Por Solana Sommantico

Lanzan en España una original campaña para la adopción de perros

Esta campaña lanzada en Barcelona, busca causar impacto en la población con el fin de fomentar la adopción de mascotas abandonadas o perdidas.

28.08.2018 | Por Solana Sommantico

Voluntarios de todo el país trabajan en la recuperación de bosques de la Patagonia

Pan American Energy (PAE) y voluntarios pertenecientes a la Asociación de Amigos de la Patagonia (AAP), llevaron adelante la segunda etapa de plantación de especies nativas en el bosque de Cholila, que fue destruido por un incendio forestal en el 2015.