Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

La Ciudad sancionará a las empresas recolectoras de basura

El ministro de Espacio Público porteño, Edgardo Cenzón, confirmó que se tomarán medidas contra las compañías Cliba y Ashira por no haber cumplido con el servicio. Incluso advirtió que podrían rescindir el contrato

29.12.2014
Infocampo
Infocampo

Diez barrios porteños están hace días con los tachos rebalsados, un olor nauseabundo y residuos que cubrían sus veredas, por la falta de recolección de basura desde antes que se festejara la Navidad. Ante ese panorama, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que aplicará sanciones no sólo contra las empresas Cliba y Ashira, sino también contra sus empleados, que se negaron a realizar el servicio por una protesta sindical por el cobro de horas extras y feriados.
“A las empresas y a los empleados, a ambos. Porque el problema acá no es la empresa, es que las bases no quieren salir”, sostuvo el ministro de Espacio Público porteño, Edgardo Cenzón, en la entrevista que dio al periodista Luis Novaresio en radio La Red.

Edgardo Cenzon, en radio La RedAunque no aclaró qué tipo de sanciones planean aplicar a las empresas, el funcionario macrista reveló que incluso podrían llegar a evaluar terminar con la concesión por la falta de servicio. “Si pasan tres días sin recolección, se rescinde el contrato”, aseguró.
Cenzón confirmó además que las regiones afectadas son la zona de Palermo y sus barrios aledaños, que corresponden a la empresa Cliba, y la región que abarca Flores, Caballito y Almagro, entre otros distritos, que depende de la compañía Ashira. El ministro indicó que “seguramente” esta misma noche las dos empresas reanudarán su servicio.

El sucesor de Diego Santilli intentó desligar de responsabilidades al gobierno porteño por el desborde de basura que sufre parte de la Ciudad de Buenos Aires. Según argumentó, la administración macrista no tenía la “suficiente cantidad de camiones ni de empleados para hacer ese trabajo”.
“Venimos poniéndole garra, pero cuando la gente no quiere salir a trabajar se nos complica”, apuntó, para luego dirigir sus dardos a los sindicalistas que se negaron a prestar el servicio. “Hay reclamos fuera de lugar y extemporáneos. Pretenden poner condiciones para la prestación del servicio cuando en realidad son trabajadores”, acusó.
El 1º de octubre pasado entraron en vigencia los nuevos contratos de concesión, por los qu ela Ciudad paga cinco mil millones de pesos anuales a ocho compañías. Por convenio, todas ellas se comprometieron a recolectar la basura todos los días de la semana y hacerse cargo de la limpieza de las veredas.

Tags