Publicidad Cerrar X

Mancha amarilla resistente: un problema para el trigo, que ahora tiene solución biológica

En A Todo Trigo, la compañía Biotrop presentó Promotor, su producto biológico elaborado en base a un "consorcio" de bacillus que tiene alto desempeño en control de mancha amarilla.

infocampo
Por Infocampo

Los dolores de cabeza que generó la chicharrita del maíz han puesto a las alertas por enfermedades al tope de las preocupaciones de los productores.

El trigo, que está a días de comenzar su siembra, quiere evitar graves problemas y por eso ya comenzaron los tratamientos de semillas contra males como la mancha amarilla, uno de los más complicados porque en los últimos años se han multiplicado los reportes de resistencias a diversos fungicidas.

En ese marco, los productos biológicos emergen como una alternativa confiable para reemplazar a los químicos y, precisamente, eludir las posibilidades de que los hongos generen resistencias.

UN CONSORCIO DE BACILLUS CONTRA LA MANCHA AMARILLA

“Creemos que la tecnología de los biológicos es lo que se viene en la Argentina”, señaló Eduardo Pérez, director comercial para el Cono Sur de Biotrop, durante el desarrollo de A Todo Trigo, en Mar del Plata.

En concreto, la compañía presentó Promotor, un producto muy innovador porque consiste en el primer consorcio de tres bacillus que se presenta en Argentina para tratamiento de semillas, en este caso de trigo.

Un consorcio de bacillus para promover los rindes, con menor resistencia de patógenos

En diálogo con Infocampo, Pérez insistió en que el problema de la mancha amarilla es muy preocupante, porque en los últimos años se ha encontrado mancha amarilla en semilla resistente a triazoles y a algunos otros fungicidas.

“Es un producto en el que tenemos mucha expectativa. Los biológicos tienen seis modos de acción diferentes, por es muy difícil que generen resistencia”, repasó el ejecutivo.

Además, destacó las ventajas de los productos biológicos por la rapidez con la que pueden llegar al mercado: afirmó que mientras la investigación y desarrollo de un insumo químico demora 15 años, con un biológico solo se tarda entre dos y tres años. 

El caso de la chicharrita es un ejemplo: en Brasil es un problema hace cinco años, pero ya hace dos campañas que tienen una solución biológica. El biológico puede dar soluciones a una velocidad que el químico no, y con la misma efectividad y costos similares”, completó Pérez.

TRIPLE ACCIÓN BIOLÓGICA

En concreto, Promotor tiene la característica de ser biofungicida, bionematicida y bioestimulante;  es decir que cumple las tres funciones.

Según Pérez, los ensayos realizados indican que, con un tratamiento de semillas con este producto, se logra un plus de rendimiento de entre 5% y 8% en comparación con insumos similares de origen químico.

En los últimos tres años se han desarrollado más de 40 ensayos y Promotor ha demostrado muy buena estabilidad, generando satisfacción en los técnicos referentes que lo han probado”, acotó Pérez.

Además dijo que “funciona muy bien y este año es el tratamiento de semillas más barato que hay en el mercado”.

El trigo no se mancha: la lucha contra las enfermedades se fortalece con los biológicos