Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Sostienen que para el agro finaliza el año con una situación bastante complicada

Hy una combinación de precios más bajos, una campaña que se va a hacer con poca rentabilidad y pocos gastos de insumos, una campaña pobre. "Tampoco hay muchas expectativas de que el gobierno vaya a devaluar fuertemente el peso” indicó el economista Jorge Ingaramo.

29.12.2014
Infocampo
Infocampo

“El 2014 empezó complicado por la falta de agua, después vino la devaluación que abrió una expectativa interesante, y luego en el otoño mejoro la situación climática, pero luego el tipo de cambio se fue atrasando y vino la expectativa por la cosecha norteamericana, con lo cual se tumbaron los precios internacionales”, indicó el economista Jorge Ingaramo, a “Siempre que llovió paró”.

A la hora del balance, señaló que “finaliza el año con una situación bastante complicada. Tenemos una combinación de precios más bajos, una campaña que se va a hacer con poca rentabilidad y pocos gastos de insumos, una campaña pobre, tampoco hay muchas expectativas de que el gobierno vaya a devaluar fuertemente el peso”.

En el programa que se emite los sábados de 6 a 7 por Radio Colonia, AM 550, Ingaramo aseguró que “tendremos que soportar un 2015 con un tipo de cambio relativamente fijo, precios más bajos y una campaña que en principio depende exclusivamente del clima”.

También expresó que “plata se va a poner poca y hay problemas de malezas en muchos campos por el exceso de humedad. Hay menos siembra porque la rentabilidad no da. No se me ocurre pensar que vamos a tener 55 millones de toneladas de soja. No vamos a llegar ni remotamente a ese volumen”, dijo.

En cuanto al endeudamiento del sector indicó que “La baja de los precios complicó todo, hubo gente que pudo vender la soja 50 o 60 dólares más alto de lo que vale ahora y más o menos zafaron, pero a los que le vino la baja de precios internacionales y tenían que mantener la soja para poder tener capital de trabajo en el silo, los números se les empezaron a dar vuelta”.

Por otro lado explicó que “el gobierno está solamente interesado en maximizar la recaudación tributaria y que haya la suficiente producción posible de granos para mantener una razonable situación cambiaria”.

En cuanto al panorama para el 2015, Ingaramo agregó “creo que no va a haber un arreglo por el tema “buitres”, aunque los bancos que son los grandes tomadores de deudas públicas y la Anses van a ayudar a mantener esta situación en relativa calma. Habrá sorpresas electorales para beneficiar a los candidatos que la presidente decida promover. La expectativa de una devaluación la veo un poco remota”. Y concluyó “pensar en un escenario estable para el próximo año es pensar en un escenario malo desde el punto de vista económico”.

Tags