Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Técnicos del INTA desarrollaron un híbrido de girasol con resistencia a las imidazolinonas (IMI)

Obtenido por el INTA Manfredi, el FEBO 817 CL INTA es un híbrido con resistencia a herbicidas del grupo de las imidazolinonas, y se destaca por su desempeño sanitario, y rindes de hasta un 10% por encima del promedio.

21.05.2019
Facundo Mesquida
Facundo
Mesquida

Periodista

Técnicos del INTA desarrollaron un híbrido de girasol con resistencia a herbicidas del grupo de las imidazolinonas (IMI) y buenas aptitudes agronómicas en sanidad, tenor de aceite y rendimientos. Recomendado para la mayoría de las zonas productivas del país, este nuevo cultivar es comercializado por la empresa Los Algarrobos y estará disponible para la campaña que comienza en pocos meses, detalla la publicación del INTA Informa.

“FEBO 817 CL INTA, como se denominó el híbrido de girasol obtenido, permite el uso de herbicida IMI que, aplicado luego del período de emergencia, posee una residualidad en el suelo y ejerce un muy buen control de un amplio espectro de malezas hasta el final del ciclo”, detalló Daniel Alvarez, responsable del Programa de Mejoramiento Genético de Girasol del INTA Manfredi –Córdoba–.

Estas características resaltan el potencial del cultivar y lo hacen una alternativa destacada en relación con otras variedades ofrecidas en el mercado. En cuanto a rendimientos, ensayos a campo demostraron que la capacidad productiva de este híbrido alcanzó valores de hasta un 10 % por encima del promedio de cultivares similares, señala el servicio de información del INTA.

×

De acuerdo con la descripción técnica, se trata de un híbrido simple oleaginoso, de pericarpio negro con estrías grises y ciclo intermedio a floración y a cosecha. Desde el punto de vista agronómico, presenta características positivas como buen comportamiento sanitario, gran estabilidad, alto rendimiento y buen contenido de aceite en grano.

El nuevo híbrido fue evaluado en la red de ensayos dirigida por el INTA en las principales zonas de cultivo del país, con buenos resultados productivos. “En principio, está recomendado para la zona girasolera central, pero su buen comportamiento en diferentes áreas lo harían apto para una difusión en gran parte de la zona girasolera del país”, indicó Alvarez.

Llegada al mercado

Mediante un acuerdo de vinculación tecnológica, el nuevo híbrido de girasol será comercializado por la empresa Los Algarrobos, una firma de capitales familiares que, desde hace más de 20 años, se dedica al desarrollo, producción y comercialización semillas de los cultivos de girasol, maíz y sorgo en la ciudad cordobesa de Río Cuarto.

Sebastián Caglieri, socio gerente de Los Algarrobos, explicó que la incorporación de un girasol con tecnología CL –referida a la tolerancia a herbicidas de control total– era una demanda que recibían de comercios y productores de todas las zonas donde venden semillas. “Este interés abre muy buenas posibilidades comerciales para el híbrido en el país y también en la región, ya que comercializamos semillas en Bolivia y Paraguay y el próximo objetivo es probar la tecnología en esos países para luego exportarla”, sostuvo.

×
03.10.2019 | Por Luciano Balaudo

Identifican las principales causas de pérdidas por abortos en bovinos

Utilizando la técnica PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), los investigadores del INTA Balcarce hallaron que los agentes infecciosos Neospora Caninum, Leptospira spp y Campylobacter fetus spp son las principales causas de aborto en bovinos.

06.12.2019 | Por Luciano Balaudo

Técnicos del INTA alertan por el avance de tucuras sapo en Río Negro

Técnicos del Senasa y del INTA detectaron ninfas en pleno desplazamiento. Reconocen que la plaga amplió su área de dispersión y consumo del recurso forrajero, lo que podría generalizarse en diciembre.

10.01.2020 | Por Luciano Balaudo

Más granos de soja por metro cuadrado: un fertilizante permite maximizar resultados

Stoller propone trabajar en estadíos reproductivos con la aplicación de Sett, cuyos beneficios permiten lograr unos 300 kilos adicionales por hectárea.