| InfocampoTV

Desarrollan un sensor que mide la temperatura y humedad de los residuos en tratamiento

Sin antecedentes en la Argentina, esta tecnología genera información disponible online, que permite ajustar prácticas de manejo.

Print Friendly, PDF & Email
07.12.2016 | Por Javier Lanari
Javier
Lanari

En la actualidad, el auge de las producciones agroecológicas y la creciente incorporación de enmiendas orgánicas a los esquemas convencionales de nutrición aumentan el potencial de mercado del compost. En la Argentina, entre 80 y 90 plantas industriales transforman residuos agropecuarios y urbanos en abonos que fertilizan los cultivos. Además, se destacan experiencias de tratamiento en pequeños y medianos establecimientos, donde, con beneficios sustentables y productivos, la actividad representa un nuevo nicho económico.

En este contexto, investigadores del INTA –en el marco del Programa Nacional de Recursos Naturales y de la Red de Agroecología– promueven el diseño de tecnologías para optimizar la obtención de compost y crearon un sensor que, inédito a escala nacional, mide en forma continua temperatura y humedad de los residuos en descomposición. El dispositivo, sincronizado a una red de estaciones telemétricas, genera información disponible para su consulta online y a través de alertas en los celulares.

“En nuestro país, los procesos bioquímicos que afectan al proceso de compostaje están bien estudiados, pero las soluciones tecnológicas para su seguimiento y control son escasas, casi siempre adaptadas a otros fines”, explicó Luciano Orden, técnico del INTA Hilario Ascasubi –Buenos Aires– y responsable del desarrollo, junto con Santiago Crocioni, de la misma unidad.

Según el especialista, la eficiencia del compostaje depende de la cantidad de oxígeno en las pilas de residuos, de la temperatura y humedad de los materiales, de los microorganismos involucrados, entre otros factores. En ese sentido, afirmó que “temperatura y humedad son los indicadores más comunes para conocer el estado de madurez”.

Hasta el momento, las mediciones de temperatura se realizan mediante la inserción de sondas con termómetros, mientras que las de humedad utilizan equipos electrónicos o se estiman a través de muestras analizadas en laboratorio. “Es fundamental hacer monitoreos periódicos y tener datos confiables para ajustar el manejo, sobre todo en la primera fase cuando el compost debe alcanzar temperaturas superiores a los 50 grados para lograr un material libre de patógenos y estabilizado”, argumentó el técnico.

28.09.2018 | Por Solana Sommantico

Tuna: el forraje que proporciona agua a sistemas ganaderos bajo condiciones de sequía

El INTA dio a conocer todo sobre el cultivo de tuna, una alternativa forrajera para introducir en sistemas ganaderos en zonas con estrés hídrico. Todo sobre su multiplicación, implementación, poda y producción, en esta nota.

18.09.2018 | Por Solana Sommantico

Frutillas en Misiones: aumentan los rendimientos con innovación tecnológica

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación,dio a conocer la historia de un productor que, acompañado por técnicos, pudo aumentar su producción mediante la utilización de un sistema semi hidropónico.

18.04.2019 | Por Facundo Mesquida

Utilizan rizobacterias para estimular el rendimiento de los cultivos

Un equipo de investigadores del INTA determinó que la inoculación foliar combinada con diferentes especies de bacterias mejoró el contenido de nitrógeno de las plantas.