| InfocampoTV

Las ovejas vuelven a Buenos Aires: en 2019 la provincia destinó $30 millones a proyectos ovinos

Las iniciativas se enmarcan en la Ley Ovina y abarcan frigoríficos, infraestructura predial, salas de elaboración de quesos, reproductores, pasturas y hasta maquinarias.

Print Friendly, PDF & Email
24.06.2019 | Por Xavier Hernández
Xavier
Hernández

El Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Unidad Ejecutora Provincial de la Ley Ovina (UEP), aprobó 26 nuevos proyectos productivos ovinos en 23 partidos y por un total de $10.199.400 .  De esta manera, agroindustria anota un financiamiento ovino de $ 30,5 millones durante el 2019 y $ 70 millones durante el mandato de Vidal.

La ley 25.422, “para la Recuperación de la Ganadería Ovina”, fue sancionada el 4 de Abril de 2001 con el objetivo de lograr, en los 10 años siguientes, la “modernización de los sistemas productivos ovinos que permita la sostenibilidad a través del tiempo y consecuentemente, permita mantener las fuentes de trabajo y la radicación rural” , con un financiamiento anual de $20 millones.  Sin embargo, ni la plata ni los 10 años alcanzaron y a través de la Ley 26.680 el Fondo se prorrogó por 10 años más, con un monto mínimo de 80 millones de pesos anuales, más los recuperos de la cobranza de los aportes reintegrables otorgados.  

En la provincia de Buenos Aires el financiamiento alcanzó los $30,5 millones durante el 2019 y se pudieron financiar 60 proyectos. En esta oportunidad, “las inversiones serán destinadas para la compra de vientres; reproductores; retención de corderas; siembra de pasturas; alambrados eléctricos; mangas; puesta en valor de corrales y galpones; instalaciones de salas de elaboración en tambos ovinos; herramientas y maquinarias; y proyectos de mejoramiento genético”, sostuvo el titular de Ley Ovina Buenos Aires, Jorge Srodek. En otras oportunidades, la provincia también ha aprobado proyectos para finalizar la construcción de frigoríficos y laboratorios de biotecnología. 

Con estas iniciativas se busca promover el agregado de valor en origen a la producción local de carne y leche, una mayor productividad y eficiencia por animal y por predio; mejor producción y manejo forrajero, así como mejor calidad y homogeneidad de los productos. También se procura mejorar y formalizar los canales de producción y comercialización, promover la organización horizontal y vertical de los productores, articular con los otros segmentos de la cadena de valor y lograr mejorar la calidad de vida y arraigo rural.

“La carne ovina bonaerense es de excelente calidad y debemos posicionarla como una alternativa complementaria a la bovina” señaló el ministro de Agroindustria provincial, Lenoardo Sarquís. 

Por otra parte, se aprobó por unanimidad un nuevo proyecto productivo caprino por $ 460.252 destinado a la Asociación de Capricultores de la Provincia de Buenos Aires, con el objetivo de hacer visible la actividad caprina, mejorar la genética en los hatos lecheros y carniceros, mejorar el proceso productivo e industrial, generar lazos de cooperación y asociación entre productores e incentivar el arraigo de la familia al medio rural.

Los establecimientos beneficiados se encuentran en los partidos de Cañuelas, Ezeiza, General Paz, General Pueyrredón, General Viamonte, Lobos, Lomas de Zamora, Mercedes, Suipacha, Tandil, Tres Lomas, 30 de Agosto y 25 de Mayo.

06.02.2019 | Por Xavier Hernández

CARBAP pide eliminar “a la brevedad” el peso mínimo de faena

Para CARBAP piden un "Estado que fomente la producción con alicientes, no con penalidades ni castigos" y señalan que el peso minimo de faena "sólo habla de las fracasadas imposiciones aplicadas por distintos gobiernos".

05.04.2019 | Por Solana Sommantico

Carbunclo: qué es, cómo se transmite y cómo prevenir

Infocampo junto al Senasa, traen a conocer todo sobre una de las enfermedades más importantes en bovinos de carne, que causa importantes pérdidas económicas.

22.01.2019 | Por Marina Friedlander

Una tecnología de Santa Fe para todo el país en el VI Congreso RAS

Investigadores apuntan a la producción de bioenergía a partir de la biomasa del espartillo, lo que permitiría obtener energía renovable de forma amigable con el medio ambiente.