Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Plantar tomates en botellas de plástico colgantes, la solución para el poco espacio

Una solución fácil y ecológica para tener tus propias plantas de tomates sin necesidad de tener un patio con tierra.

30.03.2020
Adriana Sanchez
Adriana
Sanchez

El paso a paso de cómo construir macetas con para plantar tus propias plantas de de manera sencilla y sin necesidad de espacio: la solución perfecta para quienes deseen disfrutar de tomates orgánicos de su propia y no dispongan de un patio donde instalar su propio huerto urbano.

EcoInventos compartió, a través de su página web, una idea fácil y ecológica para darle una segunda vida a las botellas que suelen terminar en la basura, sumando a las toneladas de plástico que se desechan día a día. Además, una de las grandes ventajas de esta forma de cultivo es que no se tendrá que entutorar los tomates (ponerle una guía para que se mantenga de pie la planta).

×
Materiales
  • Botellas de plástico, preferentemente de dos litros.
  • Cuter o tijera.
  • Palo, cuerdas o alambre.
  • Filtro de café o algún resto de bolsa ecológica de friselina (que no sea impermeable).
  • Plástico negro o algún tipo de material que no permita el paso de la luz, una opción puede ser las bolsas en las que viene el alimento para las mascotas.
  • Plantines de tomates.
Sembrar tomates y obtener plantines

Antes de pasar a las , tienen que tener los plantines listos de tomates, eso significa que antes tuvieron que empezar desde cero con la siembra del tomate.

Lo primero que deben tener son unas buenas semillas, si son ecológicas mucho mejor, y sino obtenerlas de los propios tomates que compran en las verdulerías. 

La planta de tomate se comienza en semillero (haz clic aquí para conocer los tipos de semilleros y cómo construir el tuyo propio con materiales reciclados), a fines del invierno o principio de primavera.

Una vez que ya tienen las plantas de tomates crecidas, es el momento justo para plantar en las macetas. Es importante que se aseguren que el tiempo mejoró en primavera y ya no corren riesgos de heladas.

Consejo: en pocos meses podrán cosechar sus propios tomates y disfrutar de su sabor, lo ideal sería obtener las semillas de su propios propias verduras cosechadas y así  ir mejorando y adaptando las semillas a su clima.

el paso a paso

Aclaramos que la variedad recomendada para este proyecto es el cherry, pero igualmente se pueden plantar variedades más grandes de tomate.

  1. Lavar la botella de plástico: retira la etiqueta si así lo deseas, normalmente es recomendable ya que se acabará estropeando, cayendo y ensuciando.
  2. Cortar la parte de abajo de la botella: hazlo de forma cuidadosa y coloca la parte inferior en el interior de la botella en una posición invertida, debe encajar cómodamente.botella plástico
  3. Realizar agujeros a los laterales: esto le permitirá colgar la maceta . Puede pasar un palito por los agujeros (de lo posible que estén en la misma posición para que quede en equilibrio), o directamente con un cordón (siempre y cuando esté sea resistente al peso de la maceta). botella plástico
  4. Perforar la parte inferior (previamente cortada) de la botella: realizar de 10 a 15 agujeros para que la propia botella actúe como dispensador de agua y riegue la planta.botella de plástico
  5. Colocar la planta dentro de la botella: conviene trabajar con plantas que no se hallan desarrollado demasiado tiempo en el semillero, así se facilita su colocación dentro de la botella. Realizar un agujero en el centro del filtro de café y pasar la planta a través de este; envolverla suavemente alrededor de la base para que cubre la tierra. planta tomate envuelta filtro de café
  6. Sacar la planta por el cuello de la botella: con cuidado, pasar la planta de tomate a través del cuello de la botella, asegurándose que el filtro quede pegado al plástico. También se le puede hacer agujeros en la parte del cuello de la botella para asegurarse un buen drenado, pero es opcional dependiendo de que tanto llueva en tu zona.botella plástico
  7. Colocar la botella boca abajo y rellenar con tierra: no olvides dejar espacio para el dispensador de agua. Una vez finalizado, rellenar con agua el depósito, el cuál dependiendo de las lluvias de cada zona, se recargará sólo o será necesario hacerlo manualmente.botella plástico con planta tomate
  8. Cubrir la botella para proteger las raíces de luz: una clave para tener éxito es cubrir la botella (ya sea con cinta adhesiva, plástico negro o pintar la botella antes de colocar la planta), para que las raíces no queden expuestas a la luz solar.

Para finalizar, y con todas las herramientas y consejos dados, te invitamos a que pongas en marcha tu creatividad y descubras con qué otros materiales podes realizar tus plantas colgantes, además de probar con diferentes variedades de tomates y tamaños de recipientes, siguiendo la misma metodología. balde con planta de tomate

También te puede interesar: “A qué se debe la podredumbre apical que presentan los tomates”

desecho de comida
27.03.2020 | Por Luciano Balaudo

De la mesa a la huerta: cómo aprovechar los desperdicios en cuarentena

En Infocampo te contamos cómo transformar desechos de la cocina en nuevas y vigorosas plantas.