Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El río Paraná sigue bajando, aunque aún no llegó a niveles récord como en 2018

La profundidad de este miércoles fue de menos de 2 metros en las cercanías del puerto de Rosario. Aseguran que la tendencia seguirá en descenso hasta que lleguen las lluvias.

28.08.2019
Marina Friedlander
Marina
Friedlander

Periodista

El caudal del sigue en baja y en las últimas horas el nivel llegó a una profundidad de menos de 2 metros en las cercanías del puerto de Rosario.

Si bien la situación no es de emergencia, lo cierto es que preocupa para la navegación y las embarcaciones, dado que la tendencia que se espera es que continúe el descenso en y la región.

×

En concreto, según datos del Centro de Informaciones Meteorológicas, aguas abajo de la presa de los niveles presentan un “comportamiento mayormente en estacionario o descenso hasta Baradero”.

Los números todavía están por encima del récord de septiembre de 2018, cuando la altura llegó a los 1,65 metros en la ciudad de Paraná y a los 2,02 en el puerto de Santa Fe. En ese momento, se encendieron las alarmas por la provisión de agua potable.

Ahora, los expertos esperan las de la primavera para que se estabilice el caudal, aunque remarcan que también afectó la falta de precipitaciones en .

Clima - Trigo - Entresurco
04.09.2020 | Por Facundo Mesquida

Las lluvias de la última semana podrían reponer al trigo en forma parcial

Tanto el GEA como el PAS destacaron que las si bien es pronto para evaluar el grado de recuperación, se espera que el cultivo presente una mejora durante los días venideros.

Trigo - Sur de Santa Fe
03.09.2020 | Por Infocampo

Pasaron las lluvias, hay pronóstico para las próximas, pero mientras buen tiempo

Las precipitaciones trajeron alivio a los trigales y esperanzan con la recuperación de los suelos para los futuros maíces.

31.08.2020 | Por Facundo Mesquida

La sequía ya se “comió” US$ 600 millones de la actual campaña triguera

La producción de trigo ya se ve afectada por la sequía, y las pérdidas no paran de crecer en relación a las proyecciones iniciales.