Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

Aumentó 1,3% la brecha entre el campo y la góndola por la suba de los cítricos y la berenjena

En junio, el consumidor pagó 5,28 veces más que lo que recibió el productor, según un estudio de CAME.

16.07.2018
Marina Friedlander
Marina
Friedlander

Periodista

En su informe mensual acerca del Índice de Precios en Origen y Destino de Productos Agropecuarios (IPOD), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señaló que en junio la brecha entre el campo y la góndola subió 1,3%, es decir, que el consumidor pagó 5,28 veces más que lo que recibió el productor.

“El aumento en la diferencia promedio de precios entre destino y góndola del mes se explica principalmente por el comportamiento del limón, la naranja, la mandarina y la berenjena“, señaló Came, al tiempo que aclaró que mientras en esos cítricos la brecha se amplió porque bajó muy fuerte el precio al productor, en el caso del vegetal fue porque subió el precio de góndola.

Paralelamente, el informe destacó que en el sexto mes del año sólo tres productos tuvieron brechas “bajas”: huevo, cebolla y pollo, que ya en mayo habían tenido valores muy similares. En tanto, indicó que cinco se mantuvieron con brechas “medias”, y uno, la frutilla, tuvo brecha “muy baja”.

×
Los productos con más Variaciones
  • Limón: según el IPOD, la brecha subió 4,1 veces (40,6%), y recordó que ya en mayo se había incrementado 5,2 veces. “Así, pasó de 4,87 en abril a 10,03 en mayo, y 14,11 veces en junio”, calculó. Los precios pagados al productor cayeron 34,6%, mientras que los precios en góndola sólo bajaron 8,1%.
  • Naranja: la brecha creció 4,6 veces en el mes (72,2%) y ya había subido 2,2 veces en mayo. “Este mes incidió el decrecimiento de 48,5% en los precios al productor que sólo fue compensado por una caída de 11,2% en los precios al consumidor”, sostuvo Came.
  • Berenjena: la brecha subió 40,9% en junio, de 4,05 veces en mayo a 5,7 (1,7 veces). “Este comportamiento se explica por el aumento de 29,7% en los precios al consumidor, a pesar que los precios al productor bajaron 8%”, indicó el relevamiento, y agregó que en el precio de destino, las principales provincias donde se registraron aumentos fueron Mendoza, Córdoba y CABA en el promedio de los hipermercados medidos.
  • Frutilla: bajó 64,1% por el aumento de 200% en el precio de origen, mientras que en góndola el precio subió 15,9%, pero no alcanzó a compensar lo que se le aumentó al productor. “La pronunciada variación en el precio de origen está dada por el comienzo de la cosecha del producto fresco, principalmente en Santa Fe y Tucumán. Al ser un producto fresco, tiene mayor valor”, subrayó la entidad. En cuanto al precio de góndola, dijo que varió entre los $55 y $70 en Misiones y Santa Fe, y llegó hasta los $250 y $280 en Córdoba y Tierra del fuego. En los hipermercados medidos, estos precios variaron entre $160 y los $180.

“Tanto en el caso de la naranja como del limón la baja en los precios al productor responde principalmente a cuestiones estacionales y a cambios de temporada, donde se modificó la variedad del producto. Se suma a eso el hecho de que la provincia de Entre Ríos venía de una mala situación climática, lo que resintió la oferta en todo el país. Al revertirse esta problemática y volver a ofrecerse el producto, aumentó la oferta y ajustó hacia abajo el precio de origen”, argumentó el estudio.

21.10.2019 | Por Luciano Balaudo

Premiaron a una compañía de alimentos por su modelo sustentable

La multinacional Adecoagro recibió esta distinción entre los participantes de Latinoamérica por su modelo de producción sustentable y eficiente.

22.11.2019 | Por Adriana Sanchez

Yogures, maca y aceite de coco: los alimentos prohibidos por ser un riesgo para la salud

Los productos que se retiraron son de la marca Quimya Yog; además de un suplemento nutricional a base de "maca" proveniente de Perú; y un aceite de coco de Indonesia.

03.10.2019 | Por Marina Friedlander

Construirán una represa para evitar inundaciones en Pergamino

La obra se ubicará aproximadamente a 3,5 kilómetros aguas arriba, para regular todos los caudales provenientes de los arroyos Pergamino y Botija.